Campeonatos

Introducción

El historiador Iztueta cuenta que una vez fue llamado como juez a una lucha de bertsolaris. Gorosabel dice que "el deseo de los mismos versistas en prevalecer en esta habilidad es tal que en muchas ocasiones ha habido desafíos y certámenes en forma, los cuales se han verificado en plazas públicas a la vista de un inmenso gentío, adjudicando al victorioso cantidades de consideración, que han apostado." Es decir, que siempre ha habido "campeonatos", y algunos de ellos "en forma", es decir, con sus reglas. Y cuando la apuesta ha sido una disciplina atlética o deportiva, el bertso no ha sido sino la continuación de la rivalidad, a veces para mofa del vencido y otras como revancha y venganza sobre el vencedor. Así lo atestiguan, por ejemplo, numerosas composiciones sobre partidos de pelota.

Campeonatos de la preguerra (1935-1936)

Txapelketa historia 1

Organizados por la asociación Euskaltzaleak y la organización juvenil nacionalista Eusko Gaztedi, cuyos miembros transcribieron los bertsos cantados en los campeonatos, se celebraron en 1935 y 1936 en los teatros Poxpolin y Victoria Eugenia de Donostia. Al primero concurrieron 20 bertsolaris de todo Euskal Herria, y no hubo eliminatorias previas. Entre ellos estaba Iñaki Eizmendi, "Basarri", colaborador habitual del diario Euzkadi. Era el bertsolari culto de la época y un valor seguro para el nacionalismo. Fue el primer campeón.

En el segundo campeonato compitieron 30 bertsolaris por los 10 puestos de la final. A ella llegó un asiduo de los tugurios, un bohemio rural, un genio de la improvisación, Jose Manuel Lujanbio, "Txirrita", relegado en el primer campeonato. Txirrita era el enlace con el bertsolari del XIX, había oído cantar a Xenpelar, había competido con Pello Errota y Otaño, llevaba casi sesenta años bebiendo y cantando de pueblo en pueblo y publicando hojas sat¡ricas de rara elegancia y gran perfección formal. Era un mito viviente, y a pesar de ser la ant¡tesis del modelo que pretendían los organizadores, no se le podían negar méritos. Viejo, baldado, analfabeto, estuvo simplemente genial sobre el escenario. Fue el campeón.

Campeonatos organizados por Euskaltzaindia (1960-1982)

Tras una posguerra de más de veinte años, la Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia) consiguió la autorización de organizar un campeonato de bertsolaris en 1960. En las eliminatorias previas tomaron parte 56 bertsolaris. De los diez finalistas, Iñaki Eizmendi "Basarri" fue proclamado, por segunda vez, campeón.

Los campeonatos de 1962, 1965 y 1967 supusieron el dominio de Manuel Olaizola, "Uztapide", campeón en todos ellos. Uztapide había participado ya en el campeonato de 1936, y coincidió con Basarri en los trabajos forzados a que fue condenado por la dictadura franquista. Ambos formaron la pareja que mantuvo el bertsolarismo público durante los duros años cuarenta-cincuenta. Ellos fueron creando el mínimo ambiente que necesitaban los futuros bertsolaris, y poco a poco se vieron arropados por nuevas generaciones.

Txapelketa historia 2

En el campeonato de 1967, sin embargo, un grave incidente iba a marcar fuertemente el mundo del bertso: cuando Xalbador fue proclamado para la fase última de la final, un abucheo de más de cinco minutos le impidió cantar. Xalbador era un bertsolari lírico, algo frío en la forma y profundo en el mensaje. A esto habría que añadir su dialecto bajonavarro, difícil para un público guipuzcoano y no escolarizado (aun no se había establecido, y mucho menos difundido, el euskara batua, la lengua estándar). No era "popular", y había intereses mezquinos a favor de otros bertsolaris no clasificados. Cuando por fin pudo hacerse oír, Xalbador estuvo a la altura que pedía la situación, cantando un bertso, como muchos de los suyos, hoy histórico. Casi no lo pudo terminar, porque el público, de nuevo, se lo impidió. Pero esta vez los silbidos se habían vuelto aplausos de entusiasmo. Este incidente afectó profundamente a los bertsolaris.

Transcurrieron trece años hasta el siguiente campeonato.Los campeonatos de 1980 y 1982 supusieron una importante renovación del bertsolarismo, con la consagración de Xabier Amuriza. Exsacerdote y expreso político, Amuriza representaba a una generación fuertemente comprometida con la causa nacional y la causa social. Durante sus más de seis años de cautiverio había estudiado, escrito, publicado... Se sabía, a través de los bertso-paperak que compuso en la cárcel y que pasaban de mano en mano, que Amuriza era un extraordinario bertsolari sobre el papel. En 1980 demostró que también sabía improvisar ("Gizona ez da ogiz bakarriz bizi", X. Amuriza). Asumiendo todo el pasado del bertsolarismo y abierto a las influencias de la poesía moderna, renovó la imagen, introdujo la metáfora, aportó nuevas melodías y demostró que el euskara estándar es un lenguaje tan útil para la improvisación como cualquier dialecto. Recopilador, investigador, pedagogo, escritor, Xabier Amuriza es el modelo en que se han mirado muchos de los bertsolaris de hoy.

Txapelketa historia 3

Campeonatos organizados por Bertsozale Elkartea (1986-...)

Importantes diferencias de criterio sobre la organización de los campeonatos distanciaron notablemente a los bertsolaris de la Academia de la Lengua Vasca. Los bertsolaris, apoyados por un grupo de aficionados, decidieron organizar por su cuenta los campeonatos de 1986. Esta decisión está en la base de la creación de Bertsozale Elkartea, nuestra asociación.

En estos campeonatos han tomado parte una media de 100 bertsolaris. Teniendo en cuenta que no todos repiten siempre participación, la cifra supone un índice de buena salud. Otra cifra importante es la relativa al número de espectadores. Todos los campeonatos organizados por la Asociación se han finalizado con el velódromo de Anoeta (Donostia) abarrotado de público, indicativo del nivel de popularidad alcanzado por el campeonato.

Txapelketa historia 4

Sebastián Lizaso, campeón en 1986, es un genio de la dialéctica irónica, del razonamiento rápido y mordaz. Imbatible en la controversia, Lizaso es heredero privilegiado de los históricos Txirrita y Pello Errota.

Txapelketa historia 5

Jon Lopategi, campeón en 1989, es bertsolari de larga trayectoria, surgido en el franquismo y frecuentemente perseguido. Genuino representante de la escuela vizcaina formada alrededor de los Enbeita, su bertso siempre ha sido una síntesis de compromiso y buen gusto.

Txapelketa historia 6

Andoni Egaña, campeón en 1993, 1997, 2001 y 2005, atraído al bertsolarismo por el modelo de Amuriza, ha sabido crearse un estilo personal: delicado en la forma, profundo en el razonamiento, culto en la expresión, irónico en el humor. Ahora es él la imagen en que se miran muchos bertsolaris jóvenes.

Txapelketa historia 7

En 2009, Maialen Lujanbio ganó el Campeonato Nacional de Bertsolaris.

Campeones

Urtea
Lekua
Txapelduna
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Donostia
Barakaldo
Barakaldo