1.800 personas, formándose y disfrutando del bertsolarismo

05/02/2020
¿Qué cantidad de municipios cuentan con una bertso-eskola (escuela de bertsolarismo)? ¿Cuántos grupos de aprendizaje hay en este momento? ¿Cuántos son para niñxs y cuántos para adultos? Hemos estado recopilando datos sobre las bertso-eskolak para conocer cuál es la situación actual.

Los datos recogidos en los últimos meses muestran, que las bertso-eskolas (escuelas de bertsolarismo) gozan, en general, de buena salud: son 1.796 las personas que se reúnen para compartir su afición en dichas escuelas, repartidas en 117 municipios. Es además una afición compartida por diferentes generaciones, ya que agrupa a unxs 1.300 niñxs y unos 430 adultos, para lo que trabajan 112 profesores.

Egilea: Jakub Szafranski

Bertso-eskola en Zizurkil. Foto: Jakub Szafranski / XDZ

Estos datos ayudan, además, a detectar aspectos a mejorar. Entre ellos, cabe destacar la brecha existente entre el número de hombres y mujeres que participan en las bertso-eskolas para adultos. Habrá que estudiar cómo fomentar la participación de las mujeres en estos grupos. Otras de las tareas enumeradas son: dar respuesta a las diferentes necesidades del profesorado y la lectura de la situación por territorio.

Cabe destacar que estos datos nos ofrecen una visión cuantitativa a contrastar, por ejemplo, con la realidad particular de cada participante, así como con las características sociolingüísticas locales.

La mitad en los grupos de niñxs, menos de un tercio en los adultos

Concretamente, son 1.796 los participantes de las bertso-eskolas, en los 259 grupos de 117 municipios. Las cifras de mujeres y hombres son similares - 49% mujeres, 51% hombres -, pero ese equilibrio se rompe cuando entra en juego la edad. En el caso de los grupos menores de 18 años, el porcentaje de chicas es del 56% y el de chicos es del 44%, mientras que en el caso de los adultos el porcentaje de mujeres baja hasta el 30% y el de los hombres sube al 70%.

Para comprender las realidades que subyacen a estos números se necesitarán más estudios, ya que estos datos suscitan muchas preguntas: por qué las mujeres adultas dejan la bertso-eskola; si al abandonar la bertso-eskola continúan o no en el mundo del bertso (y cómo y a través de qué espacios dan continuidad a lsu afición en la madurez); o qué podríamos cambiar en las dinámicas habituales de las bertso-eskolas para fomentar su participación.

Destacan los grupos donde practican la improvisación y los de iniciación

Algunos grupos se reúnen para preparar los campeonatos, otros tienen como objetivo cantar lotes de bertsos u organizar actuaciones. La mayoría son grupos para entrenar o de iniciación, 125 y 87 de 259, respectivamente.

Las bertso-eskolas son los principales agentes que impulsan el bertsolarismo en su entorno y se organizan de forma autónoma. Bertsozale Elkartea (La Asociación de Aficionados al Bertsolarismo) les ofrece recursos para facilitar su labor como profesores. Son 112 los profesores que imparten clases de bertsolarismo y en el 74% de los casos cuentan con el apoyo de Bertsozale Elkartea. En otras ocasiones, son contratados por asociaciones de euskera y cultura o entidades locales, y también hay grupos que trabajan sin profesorado, concretamente un 8%.

Datos: 2019-2020

Perfil de las escuelas de bertso. Datos: 2019-2020

Los datos recogidos corresponden al curso 2019-2020 y han sido obtenidos gracias a los cuestionarios cumplimentados por los responsables de las bertso-eskolas. Bertsozale Elkartea ha podido realizar la recogida de datos gracias a la Universidad del País Vasco, para lo cual hemos contado con la colaboración de una alumna del Grado en Antropología Social.

La información será tratada con confidencialidad y los datos generales serán utilizados para la investigación. El objetivo es hacer la recopilación cada cuatro años para así conocer la evolución del movimiento.

Más datos en www.bertsoeskola.eus

Por género y edad. Datos: 2019-2020.